viernes, 19 de noviembre de 2010

Yo soy del Atlántico

Yo soy del Atlántico y no me siento de ningún otro sitio. Es el único lugar que siempre ha formado parte de mí, es el único lugar donde he vivido, y el único lugar que he conocido. Nunca me he alejado de mi hogar, el inmenso y precioso Océano Atlántico.

Nací en Venezuela y desde hace bastante tiempo vivo en España. He viajado pero como ya dije nunca me he alejado de mi Océano; siempre ha estado presente en todos los sitios a los que he ido.

¿Por qué titulo mi entrada así? ¿Por qué digo me siento del Atlántico y no me siento venezolana o española? Sencillamente porque no me considero de ninguno de estos dos países, es decir, soy  parte de los dos pero no se bien de donde soy.

Al principio, cuando llegue a España me costó mucho adaptarme, a pesar de que tenemos muchas costumbres parecidas; pero uno siempre extraña el lugar en donde nace y más si lo abandona teniendo ya plena conciencia. Como iba diciendo, los primeros años fueron muy difíciles para mí y además a esto hay que sumarle que sólo tenía aquí a mis padres, por lo que extrañaba demasiado al resto de mi familia y también a mis amigos.  Me sentía sola, así que los primeros veranos siempre me iba a Venezuela porque me mataba la nostalgia.

Gracias a dios, es verdad lo que dicen por ahí de " el tiempo lo cura todo" y poco a poco me fui adaptando, haciendo amigos (maravillosos amigos), conociendo lugares, etc. Sin embargo, sigo sin sentirme de aquí, sigo sin encontrar mi sitio. Pero tampoco me regresaría a Venezuela, tanto por la situación, como por la sensación de que he perdido a parte de mis amigos e incluso familiares (la distancia es lo que tiene, ahí ves quien te quiere realmente).

Es tan duro emigrar, pero no sólo por el hecho de que tienes que enfrentarte a nuevas costumbres, clima, personas, etc.; sino porque terminas perdiendo parte de tu identidad, pierdes una parte de ti mismo, aunque a la vez esa parte que se vacía se llena con nuevas experiencias. Sí, es muy enriquecedor vivir en distintos lugares a lo largo de la vida, pero terminas por sentir que no perteneces a ningún lugar, terminas por convertirte en un ser híbrido, no eres ni de aquí ni de allá; no obstante, a la vez esto es grandioso.

Extraño tantas cosas del lugar que me vio nacer, que me vio dar mis primeros pasos, mis primeros triunfos, mis primeras derrotas, mis primeros amores. Extraño tantas cosas del lugar que me dio la base sólida sobre la que he construido hoy mi vida. A la vez agradezco tanto de estar donde estoy, en el lugar que me ha hecho madurar, que me ha brindado oportunidades para crecer, que me ha permitido poder salir adelante. Es como si Venezuela fuese mi madre y España mi padre (siempre juntos en mi corazón, una me dio las bases y la otra me impulsó a crecer), y ambas forman parte de mi familia que es el Atlántico.

Creo que estamos en el lugar adecuado en el momento adecuado. La vida nos va guiando y llevando hacia donde necesitamos estar para aprender distintas lecciones. Siempre extrañare de Venezuela grandes cosas (como mi familia y amigos) y otras pequeñas (como simplemente oír el sonido de los grillos por la noche), y siempre agradeceré a España todos los caminos que me ha abierto.

Por todo eso y más, yo soy del Atlántico,  un lugar mágico, especial y lleno de muchas etnias, costumbres, paisajes, climas, sueños...


Nota: imágenes tomadas de la red.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Se avecinan nuevos cambios

Se que he tenido el blog un poco abandonado durante estos días, pero la verdad es que no he tenido mucho tiempo libre.

No tengo un tema concreto sobre el que escribir hoy, sólo quiero desahogarme.

El año que viene termino la carrera y me muero de ganas de que llegue ese día porque quiero salir corriendo de mi facultad, estoy cansada de la gente, necesito un cambio de aires urgente. Pero a la vez tengo tanto miedo de esta etapa que viene, que será completamente nueva para mí, tendré que aprender a valerme por mi misma y ya no tendré digamos esa seguridad que uno siente cuando está estudiando y no tiene que enfrentarse a la vida.

Desde que soy pequeña mi meta ha sido verme con mi carrera teniendo un buen puesto de trabajo, pero empiezo a sentirme aterrorizada de no poder cumplir mis expectativas. No se si a ustedes también les ha ocurrido esta sensanción, es tan extraña aunque se que todos tenemos que experimentarla. Además veo como todos mis amigos ya van teniendo sus vidas, y no quiero quedarme rezagada.

A veces me asalto a preguntas sobre mi futuro que se que no debería ni plantearme porque hay que vivir el presente, pero es que quiero que todo salga bien. Encontrar un trabajo en donde me sienta realmente cómoda, que me satisfaga como persona.

¿Por qué tengo esa rara sensación de que todo el mundo evoluciona y yo sigo estancada? Y no lo digo sólo por el plano laboral, porque es verdad que mi carrera es de 5 años y las de mis amigos fueron de 3 entonces es normal que ellos ya estén más "adelantados" en el terreno profesional; sino también hablo del plano personal, ya veo como mis amigos y conocidos se van acentando, encuentran a su "media naranja" (si se puede llamar así) y yo aún nada... Es verdad que me cuesta demasiado enamorarme pero tampoco me veo preparada para tener algo serio, es más no se si algún día me vea con una relación de verdad, creo que yo no nací para eso, soy una romanticona pero he llegado a la conclusión de que el amor no esta hecho para mí... y claro me asalta la duda de ¿...y si acabo sola? vale tampoco en el siglo XXI es un problemón pero no es la idea, además la gente es tan metiche y plasta que no hacen sino interrogarte para saber por qué no tienes un SR. Novio....(me provoca gritárles DEJEME VIVIR!!!) es como si disfrutásen de las desgracias ajenas, tipicos comentarios...ayy pero por qué no sigues con fulanito (Y yo pienso para mis adentros si creen que mi vida es culebrón del que tenga que enterarse todo el mundo).Y a eso se le suma los tipicos comentarios de la familia, que siempre me afectan más.

Espero un día leer esto y decir que tonterías me planteaba en aquella época, no valía de nada sentir temor a ese cambio!!!

Bueno ya se que esta entrada es desastrosa pero necesitaba desahogarme y gritarle al mundo!!!! Espero "postear" pronto algo de calidad!!!


Nota: Imágenes tomadas de la red

martes, 19 de octubre de 2010

Cine Reflexivo

Empiezo a escribir este post sin tener una idea concreta sobre la que hablar. El problema no es que no sepa de que escribir, el problema es que tengo demasiadas cosas sobre las que quiero comentarles.

Hay  miles de cuestiones mezcladas en mi mente que quiero reflejar aquí, pero creo que hoy no estoy muy lúcida para separar todas esas ideas y decidirme por una, así que pienso hacer de esta entrada algo diferente a lo que vengo escribiendo.

Como habrán leído en mi espacio personal, soy una apasionada del cine y ya viene siendo hora de que le dedique un post a uno de mis pasatiempos favoritos.
Estos días he estado bastante filosófica, en parte por las pelis que vi el finde pasado "Cartas a Julieta" y "COME REZA AMA" y en parte porque YO soy así. Para muchos de uds quizás estas películas no sea de su agrado pero a mí me han dejado lecciones muy valiosa acerca de la vida.

En cuanto a la primera, muchos podrían pensar que es un simple y típico film romanticón, pero no se dejen engañar. Sin bien es verdad que el argumento de la historia es algo previsible, nos enseña que no hay que temer a arriesgarse por aquello que queremos, que es mejor actuar y no pasarnos el resto de nuestros días preguntándonos "¿Y sí...?"
"Cartas a Julieta" está basada principalmente en encontrar el verdadero amor, ese al que muchos anhelamos, y que muy pocos, bien sea por temor o conformidad, nos atrevemos a alcanzar. Pero sobre todo se centra en ese sublime concepto del amor a través de los tiempos, una de las pocas cosas que no cambia aunque pasen los años... tal como dice Sophie (Amanda Seyfried), "el amor no caduca".  Además hay que destacar la belleza de los paisajes italianos que nos acompañaran durante toda la película.

En cuanto a la segunda película "COME REZA AMA", también repleta de paisajes hermosos; me deja algunas lecciones más profundas, que están más relacionadas con nuestro interior y con guardar un cierto equilibro en nuestras vidas.  ¿Y cómo conseguirlo? aquí es donde entra en juego  el título de la historia porque la "moraleja" que nos deja es que hay que equilibrar esas tres cosas. COMER, porque sin ello no podríamos vivir directamente, y no obsesionarnos tan exageradamente por mantener la línea (¡OJO hay que cuidarse un poco!); REZAR lo cual no significa que hablemos con un dios, sino que reflexionemos sobre quienes somos; y por último y no menos importante; AMAR, amar por sobre todas las cosas porque sólo así seremos felices, buscar esa persona que nos complemente pero con la que podamos ser nosotros mismos.

Sobre esta última película prometo escribir un post más detallado pero una vez que me haya leído el libro, así que no les adelanto la fecha porque creo que pasará algún tiempo.



NOTA: imágenes tomadas de la red.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Tan Sólo 1 Minuto


Imagen tomada de la red
Las horas pasan tan rápido que de pronto son días, semanas, meses y cuando nos damos cuenta AÑOS!!!! Llevo toda mi vida viviendo a ese ritmo tan frenético y aún no me acostumbro, a veces me siento tan frustrada porque ello no me permita conocer de verdad a quienes me rodean.

A lo largo del día me tropiezo con muchas personas, pero ¿a cuántas de ellas conozco realmente?. Si pudiésemos dedicar tan sólo un minuto a pensar quién es ese que se sienta a nuestro lado en el autobús, quién es esa que nos atiende cada mañana en la cafetería, o quién es el que mantiene limpio nuestro lugar de trabajo/estudio .

En nuestra sociedad todo está concebido para que actuemos como máquinas, para que no nos preocupe nada más que lo nuestro, como si los demás no fuesen también seres humanos. ¿Por qué hemos perdido ese interés por comprendernos, por conocernos, por sentirnos cerca?
Imagen tomada de la red
El mundo cada vez se vuelve un lugar más caótico, y somos nosotros responsables de ello. Somos responsables desde el momento en que no pensamos que un acto que puede beneficiarnos, quizás perjudique a otro; somos responsables desde el momento en que estropeamos el trabajo que otro con tanto esfuerzo ha realizado; somos responsables desde el momento en que llevamos a cabo una acción de la que somos conscientes que lastimará a otro...

¿Y por qué ocurre todo esto? Simplemente por no conocernos, ni tan siquiera intentamos entendernos a nosotros mismos. Creo que el ser humano tiene miles de cosas hermosas que aportar, que cada uno sin importar de donde venga, posee cualidades distintas que son muy valiosas y que deberíamos compartir para enriquecernos mutuamente.

Todos tenemos problemas, todos sufrimos, lloramos, nos hieren, pero también amamos, reímos... Si tan sólo dedicásemos un minuto de nuestra existencia a intentar conocer a quien está a nuestro lado, en lugar de criticarlo seguramente lo entenderíamos; seguramente el mundo sería un lugar mejor.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Creando nuestra propia suerte


Imagen tomada de la red

Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos preguntado si existe la suerte. Debo decir, que yo particularmente solía pensar que carecía de buena fortuna, mientras que muchos de mis conocidos la disfrutaban cada día.

Hace mucho tiempo que llevo investigando acerca de este tema y me he tropezado con todo tipo de posiciones, los que dicen que se nace con suerte y los que dicen que uno crea su propia suerte. Desde mi punto de vista, creo que lo que si ocurre es que por nuestros genes, crianza, o una mezcla de ambos, estamos más predispuestos a ser optimistas o pesimistas. Y Uds. dirán ¿Qué tiene que ver esto con la suerte? pues mucho, ya que nuestra forma de ver las cosas nos predispone a creer ser más o menos afortunados, cuestión de mente. Es como el famoso cuento del vaso; para ponerlo más claro, imagínense que ese vaso contiene nuestra bebida favorita, quien lo ve medio lleno seguro se siente mucho más feliz (o por lo menos contento) que quien lo ve medio vacío.

La mente es muy poderosa y puede hacernos muy dichosos, así como también desafortunados. Esto último lo empecé a entender tras ver el documental de “El Secreto”, uno debe sentirse primero optimista para después serlo y tomarse los inconvenientes como una forma de crecer y ser más fuerte. Según mi opinión, esta técnica que demuestran puede ser un poco digamos extremista, no creo que sea necesario estar analizando como locos cada uno de tus pensamientos para convertirlos en cuestiones positivas, pero sí creo que la esencia de lo que se dice tanto en el libro como en el documental, ayuda mucho a comprender que la actitud que tengamos frente a los problemas nos permite salir o no airosos de ellos.

 
Imagen tomada de la red
Personalmente, me identifico mucho más con un artículo que leí hace poco en la revista redes de Eduard Punset, “En busca de la suerte perdida”. En éste se relatan algunos de los estudios que el psicólogo Richard Wiseman ha realizado acerca del tema. Una idea llamó mucho mi atención, “la buena suerte está en lo inesperado”; mientras que los optimistas tienen mucha más capacidad para detectar cambios repentinos, a los pesimistas les cuesta más. Esto se debe, a que los últimos suelen tener tendencia a la ansiedad, lo cual se ha demostrado que disminuye la capacidad para percibir aquello que no esperamos ver. Además, este psicólogo habla de que las personas afortunadas suelen buscar más variedad en sus vidas lo cual aumenta la posibilidad de los famosos golpes de suertes. Otra idea que se puede destacar de este artículo es que las personas “suertudas” suelen utilizar un tipo de pensamiento para suavizar el impacto emocional de sus experiencias negativas.
(Les recomiendo que lean el artículo, lo pueden consultar en la revista " Redes para la Ciencia" nº 6)

También he de destacar que ayer fui a una charla de orientación universitaria de empleo y en ella se comentó la importancia de ser positivo en el trabajo. Hoy en día, en un mundo tan cambiante, tan dinámico, los empresarios no buscan en sus empleados únicamente conocimiento, sino también buscan personas con gran inteligencia emocional (que son las optimistas), motivadas y que aporten “buenas vibras” a la empresa.
  
Imagen tomada de la red
Como decía al principio de este post, yo siempre pensé que tenía poca suerte, pero con el tiempo he ido cambiando mi forma de ver las cosas y me he sorprendido a mi misma porque cada vez me va mucho mejor, es una cuestión del día a día, de superarse como persona. Les cuento que cuando yo siento que algo no va muy bien, me repito a mí misma “confía en ti, tu puedes hacerlo”, es muy importante que cultivemos el amor por nosotros mismos, ya que si no nos queremos, cómo vamos a vendernos al exterior.

Espero que les haya gustado esta entrada y que les sirva mi experiencia (aun poca) para que creen en su vida toda la suerte que se merecen.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

La musica es universal

La música siempre ha sido algo con lo que me he identificado mucho. Dos de las cosas que me arrepiento de no haber aprendido son el no poder tocar un instrumento musical, y el no saber como cantar decentemente. Para mí, la musica que tiene mas valor es la que te llega al alma y con la que de algun modo te puedas identificar. Ojo! no me refiero solamente a la música romantica/o a baladas de esas que te hacen sentir enamorado. Para mi, la música que te llega al alma es esa con la que te identificas, esa que te hace mover el esqueleto, esa que te hace decir "que loca es la vida!".

No tengo un "artista favorito" del que sea totalmente devota. Me gusta la música de ciertos grupos, no lo niego, pero mas que el grupo o cantante en si, lo que más me interesa es la melodia. Me fascina la música ochentera (ya saben A-ha, Men at work, Cindy Lauper etc), es más podria decirse que es el género de música que más me fascina. En cuanto a canciones en español, debo admitir que prefiero mas la de grupos provenientes de España (La Oreja de Van Gogh, La quinta Estación, Miguel Bosé, etc), yo creo que el acento español hace que la melodia suene mas bonita.

Y pues tambien me gustan mucho artistas japoneses y coreanos. Tengo muchos años escuchando música oriental y pues la verdad es algo que siempre me ha gustado mucho. Mucha gente no tiene ni idea de quienes son pero a mi me seguiran gustando. Estoy abierta a todo tipo de música no importa en que idioma este, asi que si alguien tiene alguna banda o cantante que me pueda recomendar pues me gustaria saber. Y como dije, el idioma es lo de menos, mientras tenga una melodia bonita y una energia que me haga vibrar...pues es todo lo que necesito.

Aqui les dejo algunos ejemplos de música que me gusta...

martes, 14 de septiembre de 2010

Extrañando tu sonrisa

Imagen tomada de la red

Aun hoy, después de tanto tiempo sigo extrañando tu sonrisa. Que injusta es la vida, que permite que unos se enamoren y desenamoren en un segundo, mientras otros seguimos sufriendo.
Te conocí en un momento en el que buscaba un cambio, y tu fuiste mi respiro, mi pequeña tregua, mi no parar de reír. Me diste paz cuando no la hallaba, pero que irónica es la vida, hoy todo eso se ha convertido en tristeza y soledad.

Aun hoy, después de tanto tiempo sigo extrañando tu sonrisa y tan sólo quiero olvidarla, borrarla para siempre de mi mente. Mi único consuelo es que se que hay alguien mejor esperándome para sanar todas esas heridas y cada vez estamos más cerca.

"Me pregunto si las estrellas están encendidas a fin de que cada uno encuentre la suya algún día"
El Principito.

domingo, 12 de septiembre de 2010

buenas...

Bueno pues es mi primera entrada en este blog y la verdad es que no se bien de que hablar. Hay tantas ideas por mi cabeza que no se por donde empezar! Pero que mejor manera que empezar que contandoles un poquito de mi. Tengo 22 años, actualmente estoy viviendo en Estados Unidos aunque soy oriunda de Venezuela. La verdad es que nunca he sido muy buena para describirme asi que espero que este blog sirva para entender un poco el tipo de persona que soy.


Imagen tomada de la Universidad Metropolitana de Venezuela


Quisiera empezar hablando de un tema que ha estado en mi mente por mucho tiempo. Actualmente estoy estudiando psicologia y trabajo como mesera en dos restaurantes diferentes. Me he dado cuenta que mucha gente se me queda mirando algo rara cuando les comento que con 22 años aun no he terminado mi licenciatura de psicologia y que aun me quedan un par de años mas como minimo. A lo mejor tenga un pequeño complejo de paranoia pero siento que me ven con algo de lastima.

La verdad es que pues siempre me ha molestado esa actitud de "caridad" que mucha gente me da. Nunca se han tomado la molestia de entender por que razones no he terminado aun la universidad y tener que explicarles que mi situasion financiera es la que me limita un poco. Honestamente me pongo a ver que pues eso no es asunto de nadie mas que mia y ya es por eso que a medida que me hago mas "vieja" la opinion de la gente ya me tiene sin cuidado.

Hasta hace poco tenia un plan de vida y una idea especifica de lo que queria hacer luego de graduarme. Pero este ultimo año he empezado a cuestionar mi propio plan y ahora ya no tengo una vision concreta de lo que me deberia hacer luego de terminar mi universidad. Quizas es una fase pasajera que solo durara unos meses, pero la verdad es que no me preocupa mucho. Pase lo que pase se que voy a terminar haciendo algo que me hace feliz y pues eso es lo importante.

Alguien a tenido una experiencia similar donde el famoso plan de vida se vino abajo? fue algo pasajero o algo que los llevo a una faceta totalmente distinta? me gustaria escuchar la opinion de nuestros lectores.

Ordenando mi armario, ordenando mi pensamiento

Antes de empezar a contarles mis reflexiones debo presentarme, sería muy descortés no hacerlo. Tengo 22 años, vivo en España desde hace siete años, soy estudiante del último curso de Administración. Me considero bastante normal, aunque hay veces en las que me siento muy diferente al resto. No soy muy tímida, ni muy extrovertida, digamos término medio, aunque reconozco que soy  introvertida y me encanta disfrutar de mis momentos de soledad para reflexionar sobre diversas cuestiones de la vida.

Bueno esa soy yo, creo que ya puedo empezar a contarles el propósito de este post "Ordenando mi armario (closet), ordenando mi pensamiento":

Imagen tomada de la red

Desde hace muchos años me ocurre algo curioso, mientras en mi cabeza comienzan a aparecer miles de ideas y sensaciones nuevas, mi armario a la vez empieza a convertirse en un caos. Ya se que suena a locura pero es algo que me pasa inconscientemente; de repente un día cualquiera abro mi closet y lo veo echo un lío y automáticamente me analizo y digo... YO TAMBIÉN ESTOY ECHA UN LÍO. Es como si ese pequeño rinconcito reflejase como me siento, como si ese diminuto rincón (si porque el mío no es muy grande que se diga) además de guardar ropa, también pudiese albergar un pedacito de mis inquietudes (sinceramente me pregunto como todo cabrá allí).
Así que, cuando me percato de mi doble desorden; el del armario y el mental, comienzo a aclarar mis ideas, a poner todo en su sitio y a deshacerme de cosas que ya no deben seguir ahí.  Y a pesar de que suene absurdo, organizo el closet y tachán!!! me siento mucho mejor... creo que es una terapia para aclarar mi pensamiento, lo curioso es que en un principio lo hacia sin darme cuenta, pero ahora que me he percatado de ello, sé donde debo mirar cuando me siento muy confundida.
 Quien sabe quizás a alguno de uds también le ayude mi terapia.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Estrenamos Blog

Hola Bloggers!!! Somos Cassiopeia y Arena, amigas desde que teníamos doce años pero por causas del destino ambas tuvimos que abandonar nuestro país natal. Ahora vivimos en continentes distintos, separadas por un océano.

Como consecuencia de esa distancia, surgió la idea de crear este blog "Kilómetros de Reflexiones", donde no sólo compartiremos cuestiones entre nosotras, sino que uds podrán ser partícipes de todas nuestras anécdotas.

Bienvenidos a nuestro espacio!!!



Saludos

Arena y Cassiopeia
Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.