martes, 19 de octubre de 2010

Cine Reflexivo

Empiezo a escribir este post sin tener una idea concreta sobre la que hablar. El problema no es que no sepa de que escribir, el problema es que tengo demasiadas cosas sobre las que quiero comentarles.

Hay  miles de cuestiones mezcladas en mi mente que quiero reflejar aquí, pero creo que hoy no estoy muy lúcida para separar todas esas ideas y decidirme por una, así que pienso hacer de esta entrada algo diferente a lo que vengo escribiendo.

Como habrán leído en mi espacio personal, soy una apasionada del cine y ya viene siendo hora de que le dedique un post a uno de mis pasatiempos favoritos.
Estos días he estado bastante filosófica, en parte por las pelis que vi el finde pasado "Cartas a Julieta" y "COME REZA AMA" y en parte porque YO soy así. Para muchos de uds quizás estas películas no sea de su agrado pero a mí me han dejado lecciones muy valiosa acerca de la vida.

En cuanto a la primera, muchos podrían pensar que es un simple y típico film romanticón, pero no se dejen engañar. Sin bien es verdad que el argumento de la historia es algo previsible, nos enseña que no hay que temer a arriesgarse por aquello que queremos, que es mejor actuar y no pasarnos el resto de nuestros días preguntándonos "¿Y sí...?"
"Cartas a Julieta" está basada principalmente en encontrar el verdadero amor, ese al que muchos anhelamos, y que muy pocos, bien sea por temor o conformidad, nos atrevemos a alcanzar. Pero sobre todo se centra en ese sublime concepto del amor a través de los tiempos, una de las pocas cosas que no cambia aunque pasen los años... tal como dice Sophie (Amanda Seyfried), "el amor no caduca".  Además hay que destacar la belleza de los paisajes italianos que nos acompañaran durante toda la película.

En cuanto a la segunda película "COME REZA AMA", también repleta de paisajes hermosos; me deja algunas lecciones más profundas, que están más relacionadas con nuestro interior y con guardar un cierto equilibro en nuestras vidas.  ¿Y cómo conseguirlo? aquí es donde entra en juego  el título de la historia porque la "moraleja" que nos deja es que hay que equilibrar esas tres cosas. COMER, porque sin ello no podríamos vivir directamente, y no obsesionarnos tan exageradamente por mantener la línea (¡OJO hay que cuidarse un poco!); REZAR lo cual no significa que hablemos con un dios, sino que reflexionemos sobre quienes somos; y por último y no menos importante; AMAR, amar por sobre todas las cosas porque sólo así seremos felices, buscar esa persona que nos complemente pero con la que podamos ser nosotros mismos.

Sobre esta última película prometo escribir un post más detallado pero una vez que me haya leído el libro, así que no les adelanto la fecha porque creo que pasará algún tiempo.



NOTA: imágenes tomadas de la red.
Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.